El Sellent supera el caudal del Xúquer en la mayor crecida de la última década

El río Sellent registró el lunes la mayor crecida en una década y llegó incluso a superar el caudal del Xúquer, del cual es afluente, debido al temporal de lluvias. Las elevadas precipitaciones del domingo y el lunes propiciaron que el Centro de Emergencias estableciera la situación de alarma para las localidades de Càrcer y Cotes. El agua caída en la cuenca del Sellent superó con creces el centenar de litros por metro cuadrado y eso provocó que, según las cifras aportadas por el propio servicio de la Generalitat, se alcanzara un caudal punta de 261m3 por segundo, aunque los datos registrados por la Confederación Hidrográfica en su web sitúan el pico máximo en torno a los cien metros cúbicos. Con todo, una cifra muy superior al caudal habitual del Sellent, que suele rondar entre 0,01 y 0,03m3/s.

Las incesantes lluvias del fin de semana dejaron precipitaciones de más de 170l/m2 en localidades de la Ribera, la Costera y la Canal de Navarrés como Càrcer, Estubeny o Bolbaite, que encendieron las alarmas durante la jornada del lunes por la crecida del Sellent. El cauce de este afluente del Xúquer llegó a superar el caudal del río que da nombre a la comarca. Los datos que aporta la CHJ señalan que por el cauce del Sellent circularon 97,3m3/s en torno las 14h, llegando a rebosar el centenar en su pico máximo. El Xúquer, que también registró una notable crecida durante la jornada del lunes, alcanzaba una punta de 87,1m3/s alrededor de las 4 de la madrugada, según las mediciones en la estación del huerto Mulet, en el término de Algemesí. Por tanto, tuvo lugar una circulación hídrica menor en el río principal que en uno de sus afluentes.

Según diferentes estudios hidrográficos, el Sellent es uno de los afluentes que mayor caudal aporta al Xúquer durante las riadas y en episodios de gota fría. Incluso la Confederación Hidrográfica llegó en su momento a atribuir al Sellent la facultad de provocar en solitario una inundación en la Ribera. Si a eso se le suma el mensaje de alarma por parte del servicio de Emergencias en las localidades de Càrcer y Cotes, los vecinos vivieron con cierto temor la espectacular crecida registrada el lunes.

El propio alcalde de Càrcer, Pepe Botella, explicó ayer a Levante-EMV que <>. No está de más recordar la sensibilidad especial de la Ribera, que ha vivido algunos episodios trágicos a lo largo de su historia relacionados de manera directa con catastróficas inundaciones.

Pese a las alertas, Botella insistió en que en todo momento se trasladó un mensaje de calma y serenidad a la población de Càrcer: <>, afirmó.

Asimismo, el munícipe recordó que el ayuntamiento y la fundación Limne han estado trabajando durante varios meses en la eliminación de cañas invasoras y otras labores en el cauce del Sellent: <>, destacó el alcalde.

es_ESSpanish
caValencià es_ESSpanish