Càrcer, Castellonense y Ciutat d’Alzira se consolidan entre las primeras posiciones

El Alzira femenino recibió un varapalo excesivo al sucumbir por 4-1 ante el Juventud Manisense. En la primera parte impidieron a las de la cerámica acercarse con peligro excepto al filo de la media hora que encajaron el primer tanto. Sin embargo a las alcireñas les costaba enlazar jugadas y el último pase. El Alzira se quejó de que los tres primeros goles fueron en fuera de juego. Aunque empataron por medio del último fichaje, Cintia, el cansancio acumulado por las bajas y lesiones que se arrastran pasaron factura y llegaron los siguientes goles que el árbitro no anuló. Las ribereñas siguen novenas, con el descenso lejano. Esta semana recibirán al Mislata B, quintas clasificadas.

El Càrcer salió victorioso del San Gregorio de Torrent y consiguió tres puntos que le permiten ostentar en solitario la cuarta plaza por primera vez esta temporada. El Monte-Sión, conjunto que en la primera vuelta fue capaz de ganar a las ribereñas, no pudo ante el potencial ofensivo de las jugadoras de Bataller que terminaron con un claro 2-6 a su favor.

En el minuto 17 una activa Gabriela asistida por Andrea Tormo, conseguía batir la meta local. Un minuto después Tormo Merino elevaba el cuero, librando la segunda línea torrentina, para que cabeceara a la red Andrea Tormo. Desde lejos encontraron las locales un gol para seguir con vida. Sin embargo, en ocho minutos mágicos del segundo tiempo el Càrcer lo dejó visto para sentencia. Andrea Tormo, como un imán, cazó un saque de falta de Alexandra y no erró justo antes de que Cris Martínez, que fue un auténtico dolor de muelas para rivales de volea, hiciese lo propio. La veloz Gabriela siguió haciendo daño y con espacio, desde la frontal, volvió a percutir. En los últimos instantes Andrea Tormo consiguió su tercer gol, sexto para el equipo y las locales otro que no cambió nada.

es_ESSpanish
caValencià es_ESSpanish