Los regantes de Càrcer eligen entre 26 aspirantes cómo afrontar su deuda

Veintiséis candidatos optan a formar parte de la nueva junta de gobierno de la Comunidad de Regantes del Valle de Càrcer y Sellent, que se elegirá mañana en una asamblea extraordinaria. La elección de los once integrantes que conforman este órgano de gobierno se realiza por un sistema de listas abiertas -la junta cuenta con dos sillones por cada uno de los municipios más uno del denominado sector de los últimos riegos-, pero dada la fractura existente en la comunidad, con dos bloques enfrentados, el proceso de renovación de la junta se presume como un doble o nada.

Tanto el sector crítico, reunido en torno a la Associació ComptesClars, ocmo el oficial -Aurelio Hernández no optará a la reelección, pero sí concurre por Alcàntera su vicepresidente, Pascual Albentosa-, se han movilizado en los últimos días para recabar el máximo número de apoyos. Cerca de 1.300 regantes conforman esta comunidad y el plazo para presentar delegaciones de voto se cerró el miércoles con un total de 508 formalizadas, de las que 354 corresponden a la candidatura de Comptes Clars. No ha trascendido la superficie que representan las delegaciones de unos y otros, un factor clave ya que es la que marca el peso en votos de los comuneros.

La crispación que vive la comunidad hace prever pocas fugas en el voto de partidarios de ambos bloques y salvo en el caso de Beneixida, donde el sector oficial sólo ha presentado un candidato por tres de los críticos -dos titulares y un reserva-, por lo que puede darse un reparto de plazas en la junta de gobierno, la presumible concentración del voto tenderá a constituir una directiva muy homogénea, ya que sea de un sector o del otro. De entre los once miembros de la junta de gobierno saldrá el nuevo presidente de la comunidad.

El alcalde de Càrcer, Josep Botella, es uno de los referentes del sector crítico. Se integran en esta candidatura Rosendo Penalva, Emilio Cueves y Sergio Martínez, por Alcàntera; Pedro Bernabeu, Antonio Llopis y Ramón Tormo, por Beneixida; Vicente Alfonso Llovell, Casa Abad, SL y Vicente Galdón por Càrcer; José Juárez Bono, Salvador Juárez Benet y el propio Botella por Cotes; Manuel Sancho, Bernardo Solves y Miguel Suñer por Sellent y Javier Juárez por los últimos riegos.

Dos grandes comercios como Antonio Muñoz y El Bollo forman parte de la candidatura oficial a través de sendas mercantiles. Otros candidatos son Pascual Albentosa y Manuel Ortiz por Alcàntera; Pascual Hernández por Beneixida; José Ricardo Cardona por Càrcer; José González y José V. García por Cotes y José Miguel Bono y Francisco Marín por Sellent.

El sector crítico cuestiona la gestión de la actual junta al considerar que ha encarecido el agua -la polémica derivada de las obras de modernización ha acabado en el juzgado, donde hay abierta una causa por administración desleal, falsedad y estafa a raíz de una denuncia en la fiscalía- y entiende que una mejor gestión puede ahorrar entre 700.000 y 800.000 euros anuales. Alerta de que entre un 30 y un 40% del agua <> y promete máxima transparencia. Otro de los problemas que la nueva junta tendrá que abordar es la deuda de la comunidad. Aurelio Hernández la cifraba esta semana en declaraciones a Onda Cero en 500.000 euros, pero los críticos temen que se pueda elevarse a <>.

caValencià
es_ESSpanish caValencià