Desbloquean el desvío que Alcàntera y Càrcer reclaman desde hace 50 años

El área de Carreteras de la Diputación de Valencia ha rescatado del cajón del olvido la variante de Alcàntera y Càrcer, una infraestructura que la corporación provincial incluyó en el plan de inversiones 2004-2008, aunque únicamente se llegó a redactar un proyecto básico que ni siquiera se remitió a las administraciones que deben emitir informes preceptivos. Así lo explicó ayer el diputado Pablo Seguí en la reunión que mantuvo que los alcaldes de los municipios afectados, a los que expresió la voluntad de la corporación provincial de desbloquear esta circunvalación de la CV-560 que ayudará a descongestionar una travesía que soporta el paso de más de 5.500 vehículos al día -muchos de ellos camiones de gran tonelaje- para satisfacer una reivindicación histórica que, según Seguí, se arrastra desde hace cincuenta años. El diputado expresó la voluntad de retomar <> el proyecto, pero también quiso explicar las dificultades técnicas y advirtió de que <>.

Como primer paso, Pablo Seguí asumió el compromiso de poner sobre la mesa en el primer trimestre del próximo año un estudio que plantee diferentes trazados para la variante en busca del que se considere más factible ya que, según explicó a Levante-EMV, el proyecto básico elaborado en 2008 <> y expresó su deseo de que el proyecto pueda aprobarse a finales de 2017 o principios de 2018. eludió referirse a un posible calendario de obras al tratarse de una inversión muy elevada -el proyecto básico de 2008 cifraba el coste de la obra en 10,8 millones- que, además, debe obtener los informes favorables de, entre otras instituciones, la Confederación Hidrográfica, ya que esta circunvalación Alcàntera-Càrcer- Cotes contempla la construcción de un puente para salvar el cauce del río Sellent.

A falta de que el estudio técnico defina el trazado, el alcalde de Alcàntera, Julio García, sí tiene claro que la circunvalación arrancará en el conocido como <>, en el cruce de la antigua Beneixida, para ir a buscar el camino del cementerio de Càrcer, donde se construirá una rotonda. García explicó que esta primera fase ya permitiría sacar de los núcleos urbanos el tráfico pesado y de vehículos que se dirigen a dos importantes firmas situadas en esta zona. <>, señaló García.

El alcalde de Càrcer, Pepe Botella, por su parte, mostró su confianza de que en esta legislatura pupedan arrancar las obras <>.

Pablo Seguí subrayó la voluntad desatascar el proyecto y darle el empujón definitivo, pero también alertó de que dada la complejidad del terreno en materio de inundabilidad y la elevada inversión va a requerir su tiempo.

caValencià
es_ESSpanish caValencià