Càrcer paga 21.000 euros de intereses de mora de una obra ejecutada hace 10 años

Las obras de mejora de los accesos al polideportivo de Càrcer -e indirectamente a la urbanización fantasma de Aldea Mayor- ejecutadas hace prácticamente una década dejaron una bomba de efecto retardado para la contabilidad municipal. La actual corporación ha tenido que abonar 21.500€ en concepto de intereses de mora por el retraso con que el anterior gobierno (PP) liquidó las facturas a la empresa constructora. El pago se produce tras llegas a un acuerdo extrajudicial que ha permitido reducir ligeramente el importe que la empresa reclamaba en la demanda inicial. Con todo, se trata de una cantidad muy considerable para un municipio pequeño que, en el caso de Càrcer, representa el doble del dinero que el ayuntamiento destina a políticas sociales en el presupuesto de 2017, según la comparación realizada por el actual alcalde, Josep Botella.

La demanda formalizada inicialmente en el juzgado reclamaba al ayuntamiento el pago de 25.890€ por intereses de mora. Se trata de una obra de envergadura ya que contaba con un presupuesto de 601.000€ cuya ejecución se remonta a los años 2007 y 2008, según explicó el alcalde, que asegura haberse encontrado <> en forma de gasto imprevisto. Botella relató que los servicios jurídicos de la diputación que en un primer momento revisaron el caso <> al ayuntamiento al considerar que el constructor tenía la demanda ganada. El equipo de gobierno buscó la valoración de un segundo abogado, que emitió un dictamen coincidente, y al que encargo que negociara en busca de un acuerdo lo más favorable posible para los intereses municipales.

Botella relató que esta negociación había permitido reducir en 4000€ el importe de los intereses de pronto pago -el 31 de enero acabó de liquidar esta deuda- y evitar además tener que asumir las costas del juicio derivadas de una presumible condena. <>, indicó el alcalde, quien detalló que se había conignado  ese dinero en los presupuestos para poder hacer frente al pago. <>, expuso Botella.

El alcalde enmarcó la obra de mejora de accesos al polideportivo en los momentos previos al estallido de la crisis económica y, supuestamente, el ayuntamiento tuvo dificultades en esos años para hacer frente a la misma. El retraso en el pago llevó a la constructora a reclamar los intereses de mora que casi una década después de la ejecución el ayuntamiento se ha visto obligado a abonar.

caValencià
es_ESSpanish caValencià