La federación cierra el campo del Manuel por invasión de hinchas

Ya se conocen las consecuencias de los desagradables acontecimientos que tuvieron lugar la pasada semana en el partido entre el Manuel-l’Ènova y el Càrcer. El comité de competición de la Federación Valenciana de Fútbol ha decidido que el campo del Manuel quede clausurado durante una jornada por la invasión de campo de las aficiones de los dos equipos que acabó con varias agresiones a jugadores del conjunto visitante. Como publicó este periódico en exclusiva, alrededor del minuto 70 del encuentro, un enfrentamiento entre dos futbolistas rivales acabó con la expulsión de un visitante. Sin embargo, la afición local (alrededor de cinco personas) no se contentó con la decisión arbitral e invadió el campo para agredir al jugador, que tuvo que ser acompañado hasta el vestuario y posteriormente hasta el coche para abandonar las instalaciones sin que se diese presencia policial alguna.

Miembros de la directiva del Càrcer han llegado a denunciar amenazas de muerte, mientras que los locales lo niegan. Ambas directivas, eso sí, fueron muy críticas con los jugadores implicados en los altercados y estudian la expulsión. El campo del Manuel se verá cerrado durante una jornada y el equipo local aún estudia donde jugar, mientras que los veinte minutos del partido ante el Càrcer que faltan por jugar se disputarán, según confirmó la federación a este rotativo, en un campo neutral, teniendo que costear el Manuel el gasto del desplazamiento de los carcelinos. Los de la Vall Farta mostraron su voluntad de que el resto del partido no se disputase para no volver a Manuel. El jugador expulsado del Càrcer por agresión cumplirá cuatro partidos de sanción.

caValencià
es_ESSpanish caValencià