El Ayuntamiento de Càrcer mantiene las ayudas sociales pese a rebajar los impuestos

El Ayuntamiento de Càrcer ha aprobado su presupuesto para 2018. Con un importe de 1.537.000€, la clave de las cuentas se sitúa en que se mantendrán intactos las ayudas sociales y los servicios a la ciudadanía pese a que el consistorio acometió una importante bajada de impuestos. <>, argumentó el alcalde, Josep Botella.

Con todo, el ayuntamiento cuenta con una línea de ayuda a las familias más necesitadas de 10.000€ con los que contribuye a costear servicios como la electricidad o el agua. Por su parte, se han triplicado las ayudas a domicilio para atender a las personas que lo precisan, prestándose ya más de veinte servicios.

También está prevista una partida de 30.000€ para seguir consolidando las bolsas de trabajo. En el apartado cultural se ha potenciado el servicio de biblioteca con más personal gracias a un incremento de la inversión que ha permitido contratar a una archivera y bibliotecaria. La escuela infantil también ha visto reducido el importe y ahora las familias pagan 75€ en vez de los 109 que se bonificaban en cursos anteriores. En la sección deportiva, la escuela de fútbol recibirá el doble de aportación del consistorio, pasando a 6.000€.

El ejecutvio que encabeza Botella también ha abierto una partida simbólica que tomará forma en los próximos cursos para conectar algunas de las calles del casco antiguo.

caValencià
es_ESSpanish caValencià