Càrcer busca financiación para su ambicioso plan de arbolado

El alcalde de Càrcer, Josep Botella, se ha reunido en las últimas semanas con el presidente de la Diputación de València y con varios representantes de la Generalitat para explicar el proyecto de ajardinamiento general del casco urbano con el que se pretende combatir el cambio climático y hacer de la localidad un espacio más habitable. El equipo de gobierno ha querido implicar a las administraciones superiores, buscando su financiación y también la complicidad en un proyecto que redefine el concepto de urbanismo para ofrecer mayor presencia al arbolado y humanizar el espacio público tras constatar un estudio que el núcleo urbano ofrece una paisaje de extrema dureza.

El proyecto se denomina «Reinterpretem el paisatge, Naturalitzem Càrcer». El primer estudio analizó la situación urbanística del casco urbano y tenía como objeto elaborar propuestas para hacer el municipio más confortable y combatir el calor y otros efectos del cambio climático. La segunda fase pretende aterrizar las propuestas detalladas. El trabajo actual se centra en tres secciones tipos de calle y dos plazas y desarrolla para cada espacio el impacto, presupuesto y plazo de ejecución. La actuación de la segunda fase propone la actuación en las calles Casto Monblanch, Mestre Sanchis y Avenida Profesor Manuel Broseta, además de las plazas de la C. Valenciana y Generalitat.

caValencià
es_ESSpanish caValencià