Suspenden el Manuel-Càrcer por una invasión de campo y la agresión a un futbolista visitante

Nuevo incidente grave en un terreno de juego de la Segunda Regional valenciana de fútbol. El árbitro de la contienda entre el Manuel-l’Ènova y el Càrcer tuvo que finalizar el encuentro antes del tiempo reglamentario por una invasión de campo protagonizada por varios aficionados, que agredieron a un jugador visitante. La acción clave se produjo alrededor del minuto 70, cuando el jugador visitante A. S. Intercambio agresiones con otro futbolista local después del gol que permitió empatar al Manuel-l’Ènova.

El partido había sido muy brusco y los dos equipos vieron un buen número de tarjetas amarillas. Sin embargo, según defienden miembros de la directiva carcelina, <>. Dicho enfrentamiento entre los dos jugadores fue interpretado por unas cinco personas de la afición del Manuel como una agresión unilateral, por lo que decidieron invadir el terreno de juego y agredir al jugador visitante. Según la versión local, entre la gente que saltó al campo también había aficionados visitantes.

Ante las circunstancias, el árbitro, que había expulsado al futbolista del Càrcer, suspendió el partido, que ya no volvaría a reemprenderse. En el trayecto hasta los vestuarios siguieron las agresiones y, según confirmó ayer la directiva carcelina, el jugador golpeado por la afición está estudiando la posibilidad de interponer una denuncia ante la Guardia Civil porque acabó con el labio roto. Además, siempre según la versión del Càrcer, miembros del equipo y de la directiva recibieron amenazas de muerte. Este hecho es desmentido por la directiva local, que sí acepta la tensión pero aduce que colaboró para amainar los ánimos. La policía no llegó hasta que los jugadores del Càrcer abandonaron las instalaciones. El comité de competición de la federación de fútbol se reunirá mañana para evaluar los hechos.

es_ESSpanish
caValencià es_ESSpanish