Càrcer reduce la deuda municipal un 47% pese a rebajar también los impuestos

El Ayuntamiento de Càrcer ha logrado disminuir la deuda pública que arrastraba en 2015 de 114.000 euros hasta aproximadamente 60.000 euros, según se refleja en el balance de 2018. Se trata de un descenso de 54.000 euros y un 47 % conseguido en tres años y medio. Además, la tesorería pública municipal ha pasado de acumular 250.000 euros en 2015 a los actuales 850.000 euros, lo que significa un colchón financiero que prácticamente se ha triplicado durante la legislatura.

La mejor situación económica ha permitido al consistorio bajar en dos ocasiones el Impuesto de Bienes Inmuebles, que ahora representa un 80 % de lo que los vecinos de Càrcer pagaban en 2015. Esta reducción ha significado para el ayuntamiento un descenso de 90.000 euros en sus ingresos; sin embargo, se trata de una minora que el equipo de gobierno quería asumir, según ha trasladado, «para que todos los vecinos y vecinas notaran la mejoría en las arcas municipales».

Esta revitalización ha sido posible gracias a la reducción de varias partidas, como la eficiencia energética: el ayuntamiento abona en la actualidad 12.000 euros menos en la factura eléctrica gracias a las mejoras implantadas en las sedes locales. Asimismo, la remodelación municipal del sistema de alumbrado ha permitido reducir el consumo de kilovatios en un 46 % cada año durante los dos últimos cursos. La factura eléctrica, por su parte, ha descendido solo en un 41 %, debido a las subidas en el precio de la luz; con todo, el Ayuntamiento de Càrcer ha registrado un descenso en el gasto de 15.000 euros anuales.

es_ESSpanish
caValencià es_ESSpanish