El tejido económico de la comarca registra el mayor volumen de empresas en siete años

Los últimos estudios estadísticos ponen de manifiesto que la Ribera consolida poco a poco su recuperación económica. En el segundo trimestre de 2019 la Seguridad Social contabilizó en la comarca 8.226 empresas. Se trata de la cifra más elevada en los últimos siete años, según los datos de los que dispone la Conselleria d’Economia Sostenible, Sectors Productius, Comerç i Treball.

En el mismo periodo del año 2013, la comarca contaba con 7.372 mecantiles registradas. En junio de este año la cifra era de 8.226, lo que supone un crecimiento del 10,4%. No obstante, el peor registro de la Ribera, según los datos de la consellería, se produjo al cierre de 2013, cuando la Seguridad Social tenía inscritas 7.065 empresas. Aquel fue el punto de inflexión y, poco a poco, se ha consolidado la recuperación económica de la comarca, con más oportunidades para la creación de nuevos negocios. La evolución, con todo, ha sido lenta.

En estos últimos seis años, el número de empresas ha ido en ascenso aunque con muchos repuntes a la baja. Además, se repite una tendencia: los meses de abril, mayo y junio son los más propicios para la creación de nuevas mercantiles. El segundo trimestre suele ser siempre el mejor del año. La dinámica habitual es la siguiente: un primer trimestre de repunte, un segundo que registra las mejores cifras y los últimos meses del año concluyen con los peores registros.

 

El tirón de la Ribera Baixa

 

La comarca tuvo que esperar, precisamente, hasta el segundo trimestre de 2018 para sobrepasar la barrera de las 8.000 empresas. Aunque el registro de mercantiles cayó durante los tres meses siguientes, se ha mantenido una tendencia al alza desde entonces: de las 7.836 empresas contabilizadas en septiembre se pasó a las 7.870 de diciembre; de ahí la cifra creció hasta las 8.041 de marzo y, por último, hasta las 8.226 del pasado mes de junio. Por tanto, se encadenan tres trimestres consecutivos de crecimiento.

Los registros facilitados por la consellería también analizan la situación económica por localidades. En los últimos tres meses, Sueca y Cullera lideran el crecimiento empresarial de la comarca. En el caso de la capital de la Ribera Baixa se contabilizaron 795 marcantiles en marzo por las 886 que había en junio, lo que significa un crecimiento del 10,3%. Por su parte, la localidad turística pasó de 733 a 828 en el mismo periodo de tiempo (un 11,5% más). En los últimos tres meses, se han creado alrededor de 200 empresas entre ambos municipios.

Alzira es, con diferencia, la ciudad que cuenta con un mayor número de empresas. No obstante, el volumen de mercantiles registra modificaciones muy ligeras en los últimos meses. Al cierre de 2016 se sobrepasaron las 1.200 negocios registrados en la Seguridad Social. Desde entonces, la cifra ha variado tanto hacia arriba como hacia abajo, sin caer de los 1.200 pero sin alcanzar los 1.300.

En términos porcentuales, son las pequeñas localidades las que experimentan un mayor crecimiento interanual: Riola (22,5%), Fortaleny (22,2%) y Polinyà (19%).

caValencià
es_ESSpanish caValencià